elearningestrategiasestrategias

Elearning corporativo: consejos para una aplicación exitosa

Publicado el

Capacitar a los colaboradores de la empresa es una de las bases de la competitividad de las mismas.

Como ya sabemos las empresas han optado por el elearning como medio para esa formación dada las ventajas que el mismo supone.

Ahora el desafío se encuentra en la construcción del contenido para la formación y los recursos utilizados en la presentación de dichos contenidos, de manera tal que los Colaboradores realmente aprendan, aprendan haciendo, y logren procesos de certificación confiables para la empresa.

Claves

Algunas claves para que el programa de formación corporativo vía elearning sea exitoso (basado en mi experiencia como CEO de Webdoor), son:

  • Generar contenidos cuya extensión se adapte al tiempo del que realmente disponen los participantes para realizar el curso, identificando claramente los conceptos claves a impartir, evitando material innecesario. Esto es crear itinerarios formativos integrados por píldoras de corta duración (microlearning), enfocándose a lo que realmente es importante para la empresa (elemento que va de la mano con el segundo de los consejos que voy a mencionar).
  • Analizar las necesidades de formación en función de los objetivos de la empresa, de manera tal que el tiempo invertido retorne lo más rápidamente posible en resultados alineados con los objetivos. En este punto voy a resaltar la necesidad imperiosa de relacionar la formación con la realidad, es decir, detectadas las necesidades, generar contenidos que incluyan ejemplos, prácticas cotidianas, situaciones con las que el participantes se pueda identificar en lugar de utilizar contenidos genéricos.
  • Fomentar el aprendizaje social mediante actividades colaborativas implica poner a disposición de los Colaboradores un background de Know How construido por cada uno de los participantes durante toda su trayectoria haciendo la formación mucho más rica de lo que uno puede imaginarse.

Recursos que nos pueden ayudar

Para lograr estos objetivos algunos de los recursos que podemos utilizar son:

  • microlearning: pequeñas píldoras formativas que presentan soluciones concretas a problemas puntuales, ofreciendo la posibilidad de adquirir los conocimientos o habilidades necesarias en un espacio de tiempo muy corto;
  • videolearning;
  • asistentes virtuales (chatbots): que acompañan a los colaboradores en todas las fases de su formación sirviendo de estímulo, guía, refuerzo, etc.;
  • integrar la red social corporativa al LMS para enriquecer a los colaboradores con el aprendizaje social;
  • mobile learning: esta claro que actualmente cualquier programa de capacitación que no pueda seguirse a través de un dispositivo móvil está destinado a fracasar. Recomiendo la creación de aplicaciones ad hoc, que complementan o sustituyen los contenidos del LMS, incorporando funcionalidades y características de la interacción móvil (lo aplicamos mucho desde Webdoor en creación de instancias de juegos –gamificación-) ;
  • desarrollar experiencias de formación inmersiva, que integren realidad aumentada, virtual y mixta;
  • etc.

Experience API, lo que se viene

Por último no quiero dejar de mecionar algo que desde Webdoor consideramos sumamente importante:

 la tecnología tiene el poder de transformar la forma en que las empresas entrenan a sus colaboradores a partir de la idea de que el entrenamiento debe ser en todo momento y lugar.
Fuente: https://noticias.canalrcn.com/bienestar-educacion/e-learning-clave-adaptarse-las-habilidades-laborales-corporativas

Cambiar el foco, modificar la manera en que se imparte y se pondera la capacitación de los colaboradores es esencial para las empresas. El aprendizaje social es una forma de capitalizar la experiencia de los colaboradores en favor de la organización, pero también es importante poder tener registro de las habilidades y competencias adquiridas por los integrantes de la organización en diferentes ámbitos fuera del LMS tradicional.

Es aquí donde TIN CAN, o Experience API aparece cada vez con más fuerza. Es hora de que las empresas empiecen a ver este nuevo estándar como algo a adoptar para poder llevar registro de las experiencias de aprendizaje que tienen sus colaboradores y tomar de ellas ventaja para lograr los objetivos de la organización.

Christian Diani - Experto en elearning

 

Please follow and like us:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *